Cuatro cosas a saber para elegir la mejor silla

Publicado en20/09/2019 por
Añadir a Favoritos

Los cuatro grandes beneficios de una buena silla ergonómica


El entorno de trabajo diario de cualquier persona puede influir como hemos reiterado en multitud de ocasiones en nuestro blog en como nos vamos a sentir físicamente. Hay diferentes tipos de trabajo, algunos en los que no estaremos sentados en todo el día y al aire libre llueve o haya 40 grados en la calle y otros se meterán en sus oficinas y no verán la luz del sol hasta que termine su jornada laboral sentados en sus sillas con su ordenador y casi sin moverse en todo el día.


Con esto en mente, vamos a hablar sobre los que pasan muchas horas sentados en sus puestos de trabajo y hay cosas que este grupo de trabajadores tendrá que hacer para proteger su salud y eso implica el uso de muebles de oficina, como sillas ergonómicas. Las sillas de oficina ergonómicas son ideales por varias razones diferentes, entre ellas, proporcionar algunos excelentes beneficios para la salud.


Los cuatro principales beneficios para la salud de sillas de oficina ergonómicas


1. Una silla ergonómica reduce la presión en las caderas:

Aunque las diferentes sillas pueden variar mucho en cuanto a los niveles de comodidad, hay algunas que simplemente no cumplen con la marca de proporcionar cualquier tipo de comodidad a las áreas más necesitadas. De hecho, algunas sillas de oficina no están hechas para una maratón prolongada, ya que pueden estar diseñadas para reuniones cortas en una sala de conferencias o una silla para sentarse mientras se espera a otros compañeros de trabajo. Lo que significa que diferentes sillas de oficina están diseñadas para propósitos específicos.


Esta es una de las razones principales por las que una persona u organización necesitará mirar y revisar las sillas ergonómicas muy de cerca. Las sillas ergonómicas de oficina están hechas con varios objetivos diferentes en mente, incluyendo ayudar a reducir la presión en las caderas de los trabajadores de oficina. Al realizar nuestro trabajo sentados durante varias horas, eventualmente se ejercerá más presión en su región de la cadera debido a la superficie dura en la que tienen que sentarse. Para evitar este tipo de problemas tenemos que asegurarnos de tener una silla de oficina ergonómica. Debido a que las sillas de oficina han sido diseñadas específicamente para reducir el estrés en las caderas y en los glúteos, podemos tener una silla de ergonómica excelente por un precio moderado sin que nuestra salud nos afecte demasiado al bolsillo.


2. Una silla ergonómica reduce el dolor de espalda:

Las personas que hemos padecido dolores de espalda sabemos que es un dolor insoportable y severo. Normalmente, las personas pueden atribuir el dolor a la cama o a la posición en la que duermen durante la noche, pero la cama no es el sitio que nos puede dar problemas, ya que la silla en la que se sienta la persona todo el día también puede ser la causante de estas dolencias. Para mitigar estos dolores tendremos que considerar invertir en una silla que haga que todas las curvas naturales de nuestra columna vertebral sosteniéndola correctamente durante nuestra larga jornada laboral.


3. Una silla ergonómica elimina problemas con el cuello:

El dolor de cuello de las personas que trabajan en una oficina es directamente proporcional a las horas que pasan sentados en su mesa de trabajo estos problemas, es muy importante tener en cuenta que sentarse incorrectamente en la silla equivocada puede ocasionar complicaciones con las cervicales. Esta es una de las razones principales por las que las personas que permanecen sentadas durante más tiempo pueden estar sujetas a estos problemas si no retiran la silla tradicional y la reemplazan por una silla ergonómica que es mucho mejor para la salud general de un trabajador.


4. Una silla ergonómica apoya la postura:

No es infrecuente que una persona tenga una mala postura, y puede afectar su salud a largo plazo. Los problemas de postura pueden comenzar muy temprano y continuar bien en los últimos años de la persona. La corrección de problemas de postura en cualquier situación implica varios factores diferentes. Específicamente, el tipo de silla en la que la persona se sienta regularmente puede contribuir a apoyar su postura. Esta es también otra razón por la cual los beneficios para la salud de comprar una buena silla de oficina ergonómica son tan necesarios. Además de eso, mantener una buena postura en última instancia puede aumentar los niveles de productividad, impactando en el esfuerzo de trabajo como resultado final.


Hay tantas formas diferentes de proteger la salud de hoy. Algunos de los cuales pueden no ser tan visibles o aparentes como otros. En algunas situaciones, el tipo de entorno en el que trabaja la persona puede dictar el tipo de protección de salud y seguridad que se necesita. Específicamente, cuando las personas están trabajando en entornos sedentarios como puestos de administración de oficina.


Esta es una de las razones principales por las que las personas que se sientan durante largos períodos de tiempo deben elegir sillas ergonómicas de oficina. Las sillas ergonómicas de oficina tienen una gran cantidad de excelentes beneficios para la salud, incluida la eliminación del dolor de cuello y espalda al apoyar la postura. Además, es importante que las personas elijan este tipo de silla si desean reducir la presión que ejercen sobre sus caderas y piernas.



Menú

Ajustes

Haga clic para más productos.
No se encontraron productos.

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Iniciar sesión